fbpx

Testimonios

Testimonio de Marcela Giménez, Acompañante en Bioneuroemoción, de la ciudad de Bahía Blanca, Argentina.

——————————————————————————————————————————————————————

Testimonio de Martha L.,  Bogotá-Colombia sobre Coaching Personal

«El proceso que llevé a cabo con Graciela, fue realmente enriquecedor. Inicié con el deseo de encontrar  respuestas en cuanto a algunos problemas de salud que se me venían presentando desde hace algún tiempo.De la mano de Graciela, fui identificando muy bien el origen emocional de todo aquello que me estaba molestando  y a la vez descubrí la influencia que algunos de mis ancestros, de mis antepasados, tenían en las situaciones que estaba viviendo y que, de alguna forma, yo no lograba aceptar completamente y que obviamente estaban siendo parte de mi vida.

Fue un proceso sanador, de toma de conciencia, a partir del cual hoy me encuentro con  nuevas herramientas para seguir timoneando mi vida con seguridad, con entusiasmo y con responsabilidad en todos los aspectos:  en lo físico, en lo emocional y en lo espiritual.

Querida Graciela: Gracias  por tu cariño, por tu compromiso y por tanto profesionalismo. Te quiero.»

———————————————————————————————————————————————————————

Testimonio de María Imelda Cardona, Trader de la Bolsa , New York,

especialista en Finanzas Personales e Inversiones



——————————————————————————————————————————————————————–

Testimonio de Tomás Martínez de Anca, Trader de la Bolsa, Sigüenza, España


——————————————————————————————————————————————————————–

Testimonio de Tania Páez, artista plástica, Córdoba, Argentina

Visita su sitio web: www.taniapaez.com

«Resulta ser que vengo de una historia compleja desde que tengo uso de razón y que siempre busque resolver!! Cuando era adolescente solía soñar y soñar buscando soluciones a los problemas míos y de mi familia: la baja autoestima, el rechazo, el abandono… que inconscientemente traía en mi mente sin darme cuenta y que  fueron descubiertos y ayudados a concientizar por una gran amiga que hoy tengo: Graciela Tálamo. Ella apareció en mi camino y llegó para quedarse conmigo porque es mi guía hoy en día…Siempre me pregunté ¿Para qué es la vida? o ¿por qué vivir? Simplemente no me daba cuenta de lo hermosa que era la vida y de lo importante que es vivir el presente, porque estaba sumamente preocupada por encontrar soluciones a mi pasado y cada vez que miraba al futuro lo veía imposible!!! Graciela es la guerrera de la vida que me guió hasta hoy, y si hoy me siento también una guerrera que está surgiendo es porque su guía fue exclusiva, fuerte, sumamente poderosa, constante, emotiva y alentadora, SIN JUICIO como dice Gra!! Y les digo que no hay limitaciones, ni obstáculos ni problemas para encontrar una ruta nueva por la cual transitar, el único secreto es seguir caminando!»

———————————————————————————————————————————————————————-

Testimonio de Natalia Potocki,  escritora, Río Negro, Argentina

 

«Me encontraba en plena búsqueda cuando comencé con las sesiones. Hacía un año que había pasado por una experiencia muy movilizadora: mi hija de cinco años de edad, que era perfectamente sana y feliz, en tres meses desarrolló una dificultad para mantener el equilibrio, debido a un tumor en el cerebelo. Una vez que lo descubrieron viajamos a Buenos Aires y todo se resolvió felizmente bien. Varios meses después retomamos nuestras vidas, sin embargo esa experiencia había despertado algo en mí, una necesidad de encontrar respuestas mucho más profundas. Por supuesto quien busca encuentra y así conocí a Graciela.

A medida que se desarrollaban las sesiones no sólo encontré la respuesta que necesitaba sobre lo ocurrido, también me encontré de frente con mi inconsciente y logré ver cómo determinaba mi vida completamente sin que me haya dado cuenta jamás; vi las similitudes con mis ancestros, las repeticiones que mi vida hacía, entendí qué era ser el doble de alguien y qué hacer al respecto.

Sesión tras sesión quitamos cortinas inconscientes y descubríamos trabas o información heredada, algunas influían positivamente en mis decisiones pero otras eran las causantes de angustias, ansiedades u obstáculos, que obviamente me llevaban por un camino que no era el más feliz.

Una vez que las sesiones terminaron ya era una mujer completamente diferente, consciente y comprensiva conmigo misma y con los demás. Perdí el miedo que me acosaba cuando pensaba en mis hijos y eso me liberó el corazón. Descubrí mi propósito de vida, lo bien que se siente trabajar de algo que te hace feliz y lo maravilloso que es permitirte hacerlo. También rompí lazos familiares enfermos, me di el tiempo para sanar y volví a construirlos con plena consciencia y desde el amor, haciéndolos aún más fuertes.

Graciela me enseñó a brillar desde mi Ser y cuando algo irradia luz, inevitablemente quienes te rodean también se iluminan, por lo tanto este cambio tan personal es a su vez un inmenso aporte a los seres amados y a quienes tienes cerca. Creo importante aclarar que cuando digo “personal” es absolutamente literal, ella enseña a ver las trabas, da luz a los oscuros rincones del inconsciente y las herramientas necesarias para la vida; sin embargo el trabajo es completamente de uno, no es sencillo cuando el camino está lleno de resistencias inconscientes y conscientes , para lograr un objetivo hay que tener, como en todo, determinación y persistencia, pero una vez que se está abierto al cambio, la vida conspira para que lo logres y el resultado puede ser absolutamente maravilloso.

A meses de haber terminado las sesiones sigo disfrutando de los cambios y festejo los nuevos caminos que se abren, en lo personal y en mi faz creativa y emprendedora, sabiendo que es gracias a las trabas que hemos quitado. Para quienes desean realizar su proceso de crecimiento, apoyados por Graciela Tálamo,  los aliento a que el cambio comience impulsado desde los corazones, en búsqueda del despertar de la conciencia con un firme trabajo personal.»

———————————————————————————————————————————————————————-

 Testimonio de Fabiana Arce, empleada, Villa María, Córdoba, Argentina 

«Hola Gra!!!!

Antes que nada quiero  que sepas que eres una persona hermosa por dentro y por fuera, y agradecer tu amistad mas allá de lo que aprendí contigo.

Recuerdo la primera entrevista que tuve, y me preguntaste: ¿Qué estás haciendo para vos o por vos? Y mi cabeza hizo mi primer clic!!! Nada, no estaba haciendo nada, pero absolutamente nada. Hoy,  puedo decir ¡¡¡que ilógico !!!

Después de haber caminado un buen tiempo con vos he aprendido un montón de cosas que quiero y debo hacer por mi : Amarme, perdonarme, no enjuiciarme, no lastimarme, permitir hacer lo que me gusta y lo que quiero, ser libre.

Nací siendo Católica y a Dios lo veía dentro de un cofre, luego, me convertí en evangelista,  ya no lo veía dentro de un cofre, lo veía caminar dentro de cuatro paredes, le permitía caminar por lo menos jajajajaj ,  hoy me di cuenta que así estaba yo, caminando dentro de cuatro paredes sin poder salir.

Hoy me siento libre, gracias a Dios, a ese Ser Magnificente (como dice Anita Moorjani en su libro «Muero por ser yo») y opino de la misma manera, que ponerle un nombre es limitarlo, y en El no hay limitaciones. Como dice la Biblia Dios es AMOR  y el AMOR está en todos lados y en cada uno y en cada cosa.

Más allá de todo mi descubrimiento, de mis padres, de mis ancestros, de poder sanar muchas cosas, entre ella el enojo, hay algo muy importante que he descubierto a raíz de hacer lo que quiero y me gusta, sin juicios: he descubierto de qué manera actuaba para complacer a los demás, no sacaba mis ojos de mí misma, debía cumplir con todo y con todos, porque así  fui criada, si tomaba un descanso, me culpaba, si no limpiaba, me culpaba, etc. Y además siempre estaba con la idea de que debía hacer algo más, todo eso me llevaba a ver si los demás hacían lo que para mí era correcto, y tampoco sacaba los ojos de encima de ellos ¡¡¡¡loquísimo!!!!!. Cuando comencé a hacer lo que yo quería, y no lo que los demás querían que yo hiciera, e ir donde yo quería, y aceptar mi propia decisión sin juzgarme, sin preguntas, sin reproches, pensando que era mi propia decisión y debía respetarla, comencé a sentirme más tranquila, y es más ya no me importa lo que los demás hacen, todo está bien, ya no los persigo, porque dejé de perseguirme.

Hay algo que me quedó muy claro: no podemos dar lo que no tenemos. Hoy he decidido aquietarme, amarme, encontrarme conmigo misma, dejar que todo fluya, entregando cada día a Dios, sin preocuparme, y estoy convencida que de ese modo sabré cuál es el propósito por el cual Dios me ha creado.

Gra, te doy las gracias por haber elegido ser un instrumento de Dios a favor nuestro, por mi parte debo decir que estoy despertando y abriendo las ventanas para que pueda entrar la luz.

Te quiero mucho.

Fabiana»

——————————————————————————————————————————————————————–

>